Asorey González, Francisco

  (Cambados, Pontevedra  1889 -  1961)
  Web artista: http://www.franciscoasorey.es/

Francisco Asorey González fue el impulsor de la revitalización de la escultura gallega durante las primeras décadas de este siglo, y el escultor de la Generación Nós. Atraído desde muy joven por este oficio su padre le envió a la Escuela de Artes y Oficios de Sarriá, en Barcelona, donde se formó junto al escultor Parellada. Este periodo le servirá para vivir de cerca el Noucentisme y las inquietudes renovadoras frente al modernismo imperante. Posteriormente se trasladó a Baracaldo como profesor de dibujo y montó un taller de imaginería en Bilbao, atendiendo numerosos encargos de personalidades vascas. En 1918 se asentó definitivamente en Santiago de Compostela al obtener la plaza como escultor anatómico de la Facultad de Medicina.

En sus inicios adopta un lenguaje clásico que se transforma, bajo la influencia rodiniana, en una búsqueda de la rotundidad de los volúmenes claramente expresionistas (sirva de ejemplo su interpretación de los Burgueses de Calais de Rodin en Os Cabaleiros Negros del año 1915).

Su producción evoluciona al ritmo de las nuevas tendencias. El expresionismo germánico y el primitivismo,  son las influencias que, junto a las reminiscencias medievales compostelanas, pone al servicio del tema costumbrista, imperante en sus obras de los años 20. A este periodo pertenecen sus piezas más conocidas y características de su estilo, todavía influenciado por Rodin y el arte social de Meunier. Naiciña (1919) y O Tesouro (1925) son dos ejemplos de esta época. Se trata de tallas de madera policromada que recogen la tradición de la imaginería. Mujeres con indumentaria y rasgos galaicos que configuran la llamada "esencia racial" y hablan de una realidad y unos valores propios de la identidad de Galicia. Esta temática entronca con la tendencia coetánea hacia los "nacionalismos hispánicos" y se convierte, en la obra de Asorey en un auténtico canto a la raza galaica. El realismo de los rasgos dota a las figuras de vitalidad, y esta forma de entroncar tradición y vida se reinterpreta en una nueva escultura gallega. Asorey trata de sacar el mayor partido expresivo del material en el que trabaja bien sea madera, granito o bronce. En las tallas polícromas llega a introducir objetos prefabricados como las placas de latón de los zuecos aldeanos.

Recibe también encargos para hacer monumentos civiles, escultura funeraria y retratos, en los que destaca el estudio psicológico herencia de la plástica rodiniana. 

En 1930 se trasladó de Caramoniña -junto al monasterio compostelano de Santo Domingo de Bonaval- a su nuevo taller de Santa Clara, más alejado de la vida compostelana y con más posibilidades espaciales. Aesta época pertenece la Virxe do Tanxil en Rianxo y el Monumento de Curros Enriquez en A Coruña, donde introduce la poética de la oquedad. Asorey juega con la materia, que produce volúmenes evocadores de formas arcaizantes. Las obras posteriores se decantan hacia este modo de trabajar los materiales. Las líneas esquemáticas tienden hacia una concepción arquitectónica de la escultura y un intenso expresionismo que caracterizan este periodo relacionado con el postcubismo.

Después de la 2ª Guerra Mundial  y la Guerra Civil española surgió en el mundo del arte una concepción neohumanista que Asorey planteó a través de imágenes de la vida popular gallega. El material se convierte en un símbolo de la tierra y cobra un protagonismo inusual en su obra. Ahora trabaja la madera sin empastes, permitiéndo percibir su presencia incluso después de ser pintada. Una de las últimas obras del autor es La Piedad (1944) destinada al Panteón de Gallegos Ilustres de Buenos Aires donde retoma el mundo románico y los acentos primitivistas de sus primeras obras. En este periodo se intercalan los encargos de esculturas conmemorativas en donde su estilo se tiñe de acento grandilocuente y monumentalidad tan al gusto de la época.

Francisco Asorey falleció en Santiago de Compostela el 4 de julio de 1961.


ALIX, J.: Escultura Española 1900-1936 (catálogo), Madrid, 1985.

Arte Gallego en Caixa Galicia (catálogo), Fundación Caixa Galicia, A Coruña, 1992.

BOZAL, V.: Arte del siglo XX en España, Tomo 1, Espasa Calpe, Madrid, 1995, pp. 148-150.

CALVO SERRALLER, F. (dir.): Enciclopedia del Arte Español del siglo XX, Mondadori España, Madrid, 1991.

Centenario Francisco Asorey (catálogo), Museo do Pobo Galego, Santiago de Compostela, 1989.

Enciclopedia Galicia Arte. Arte Contemporánea, Hércules de Ediciones, A Coruña, 1993.

GARCIA IGLESIAS, J.M.: Medio século de arte galega, Semana de Galiza, Lisboa, decembro 1991.

MARIN MEDINA, J.: La Escultura Española Contemporánea 1800-1978, Madrid, 1978.

Medio século de Arte galega, (catálogo), Consellería de Cultura e Xuventude, Xunta de Galicia, Santiago de Compostela, 1991.

OTERO TUÑEZ, R.: El escultor Francisco Asorey, Santiago, 1959.

SOBRINO, M.L.: La Edad Contemporánea. Historia del Arte Gallego, Alhambra, Madrid, 1982.

Ver menos