Anglada Camarasa, Hermenegildo

  (Barcelona  1871 - Port de Pollença, Mallorca  1945)
  Alias: Anglada Camarasa, Hermenegildo

Anglada Camarasa inició su formación en 1885 en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona, conocida como La Llotja o Escola de Lotja, donde tuvo como maestro al paisajista Modest Urgell (1845-1919), cuyo estilo pictórico influyó notablemente en sus primeras producciones.

En 1894 se trasladó a París, donde residiría hasta 1914. Su formación al lado de los pintores contemporáneos franceses y su integración en la vida parisina le permitirían forjar su personal estilo, que sobresalía por su gran decorativismo y –como lo prueba su gusto orientalista y sus sofisticados retratos– por su relación con el modernismo y el simbolismo. En 1898 expuso por primera vez en el Salón de la Société Nationale des Beaux-Arts y dos años después presentó sus óleos de temática parisina -escenas ambientadas en las calles, mercados, cafés y teatros de la ciudad- en la Sala Parés de Barcelona, lo que constituyó un éxito.

A comienzos de siglo, época en la que compagina la pintura con su trabajo como profesor de las academias Colarossi y Vitti, participó con éxito en numerosas exposiciones internacionales, desde el Salón de La Libre Esthétique de Bruselas, el Schulte Kunstsalon de Berlín, la Bienal de Venecia, el Salon d'Automne de París, o la Secession de Múnich y Viena, entre otras. En 1904, una estancia en Valencia provocó un importante cambio temático en su pintura, que se abriría a las escenas populares andaluzas y valencianas. En esos años se consolidaría el prestigio internacional de Anglada Camarasa, que a mediados de la primera década del siglo XX contó con una sala especial en la undécima edición de la Bienal de Venecia. En 1919 participaría, también con sala propia, en la Exposición Internacional de Pintura y Escultura de Bilbao. El inicio de la Primera Guerra Mundial le llevaría a abandonar París y a instalarse en Port de Pollença (Mallorca), donde permanecería ya hasta el final de su vida, a excepción del periodo de exilio en Francia tras finalizar la Guerra Civil. En la isla comenzó a interesarse por la pintura de paisajes –que primero fotografiaba para componerlos luego en su estudio–, donde se rodeó de muchos alumnos a quienes suelen agrupar dentro de la llamada "Escuela de Pollensa".

El estilo más personal de Anglada comenzó a forjarse con el cambio de siglo, época en la que el pintor actuó como un cronista de la vida parisina utilizando una técnica asombrosamente moderna, con un aire decadente, sensual y elegante al mismo tiempo. (José I. Abeijón- Mirian Sainz de la Maza)

Ver menos