Picasso e o seu mestre na Coruña, Isidoro Brocos 

 

Se conmemora este año 2015 el 120 aniversario de la primera exposición realizada por un jovencísimo Pablo Picasso (1881-1973), que tuvo lugar en el número 20 de la coruñesa calle Real, en el mes de febrero de 1895. Este dato, más relevante que anecdótico, tiene un significado especial tanto en la biografía picassiana como en la propia historia moderna de la ciudad. En el ámbito de esa efeméride se presenta en la sede de Afundación esta exposición organizada por ABANCA Obra Social, Afundación y el Concello da Coruña.

EXPOSICIÓN «Picasso e o seu mestre na Coruña, Isidoro Brocos»

La particularidad de esta muestra es que dirige el foco de atención hacia una figura, Isidoro Brocos (1841-1914), y un momento histórico (1891-1895) poco o nada atendidos hasta la fecha por los grandes biógrafos picassianos. Si bien es cierto que la vida y la obra de Pablo Picasso se desarrollan prácticamente a lo largo de todo el siglo XX, resulta fundamental conocer y poner en valor esos años de su infancia, desde los 9 a los 13, en los que el joven artista toma los pinceles de manos de su padre, en un acto casi simbólico, y recibe una primera formación artística reglada, académica.

El principal responsable de su formación sería Isidoro Brocos, profesor en la Escuela Provincial de Bellas Artes de A Coruña, en la que se matricularía el joven alumno Pablo Ruiz Picasso. A Isidoro Brocos lo han definido como un ejemplo tardío del realismo, artista académico y rexionalista, pero en el arte gallego representa, además, todo un modelo del individuo moderno, tanto en sus ideales como en su sentimiento estético.

La exposición se organiza a partir de una selección de los fondos artísticos de la Colección de arte ABANCA —la colección corporativa más importante de Galicia y una de las más destacadas de España—, que incluye la mayor colección de dibujos y estudios de academia de Isidoro Brocos, así como obras de Pablo Picasso. Complementan la muestra piezas cerámicas, dibujos y material documental generosamente cedidos para la ocasión por la Fundación Pública Gallega Camilo José Cela.

Se exhiben inicialmente los estudios académicos de Brocos, organizados de forma temática: historicismo y mitología, religiosidad y rexionalismo. Para la actual investigación artística resulta fundamental conocer este tipo de obras. Frecuentemente se echa de menos en las exposiciones la presencia de bocetos, que permitirían visualizar un proceso, ayudando a comprender en profundidad la obra de algunos artistas, como es el caso, por ejemplo, de Velázquez. De otros autores, sin embargo, como Leonardo da Vinci, se han mostrado cientos de estudios y apuntes, y ello ha contribuido a darle a este tipo de producción el valor que merece dentro de la historia del arte. Debemos recordar al respecto las acertadas palabras de Manuel Chamoso Lamas, que al hacer mención a la producción final de Brocos decía: «[…] el apasionante quehacer de sus dibujos, que son por sí solo cada uno de ellos una obra de arte. En ellos podemos hallar toda la explicación y justificación de su creación escultórica, a la vez que la trayectoria de su evolución estética».

El hilo conductor de la exposición es, pues, la relación maestro-alumno entre Brocos y Picasso. Así, entre las piezas de la muestra, podremos contemplar una obra de esta época realizada por el propio Pablo Picasso. Se trata de un gracioso apunte al natural titulado Escena popular gallega (Caricatura de torero y cura, 1895, al dorso), que, si bien no es un dibujo hecho en la propia escuela, lleva a recordar la afición de Brocos por este tipo de apuntes, que él mismo había realizado tantas veces en sus viajes a Italia y Francia en años anteriores.

Escena popular gallega y Caricatura de torero y cura, 1895, Pablo Ruiz Picasso

Escena popular gallega y Caricatura de torero y cura, 1895, Pablo Ruiz Picasso
© Sucesión Pablo Picasso. VEGAP, Madrid, 2015.

También encontramos el Picasso universal, con obras como Quatre femmes (1901), Paquet de tabac et verre (1922), Profil à la fenêtre (1934) o Le peintre et son modèle I (1963). Su obra se exhibe nuevamente en la ciudad que le vio formarse como artista, pero ahora se trata de la obra de un artista que representa como nadie la plástica del pasado siglo. En palabras de Octavio Paz: «La vida y la obra de Picasso se confunden con la historia del arte del siglo XX. Es imposible comprender la pintura moderna sin Picasso, pero, asimismo, es imposible comprender a Picasso sin ella».

Quatre femmes, 1901, Pablo Ruiz Picasso

Quatre femmes, 1901, Pablo Ruiz Picasso
© Sucesión Pablo Picasso. VEGAP, Madrid, 2015.

Esta exposición supone la puesta en valor de la relación entre dos figuras tan lejanas como próximas, Picasso e Isidoro Brocos, quien, lejos de representar un nombre puntual en la biografía picassiana, se revela como una significativa figura que influyó y guio en sus años de formación al joven artista.

Con esta muestra queremos contribuir, una vez más, al desarrollo cultural de Galicia y a resaltar la vocación de difusión y divulgación de la Colección de arte ABANCA.

Características

Fondos: Selección de fondos de la Colección de arte ABANCA y obras cedidas por la Fundación Pública Gallega Camilo José Cela.

Visitas a la exposición:

  • Lugar:
  • Duración: del 16 de febrero al 13 de juno de 2015
  • Periodo de visitas:
    • De martes a viernes de 10:00 a 20:00 horas
    • Sábados y festivos de 10:00 a 14:00 horas y de 16.30 a 20:00 horas
    • Domingos de 10:00 a 14:00 horas
    • Lunes cerrado al público (sólo visitas concertadas)
  • Servicio educativo:
    • Infórmate de las visitas comentadas y de los talleres infantiles en el 981 185 060
    • Las visitas de público general son los miércoles y los viernes a las 19:00 horas. Todas las actividades son de pago, 1 € por participante
  • Visita virtual:
  • ¿Cómo llegar?

Sede Afundación - A Coruña

Proyecto expositivo

«Picasso e o seu mestre na Coruña, Isidoro Brocos» se articula alrededor de una selección de obras de Pablo Picasso e Isidoro Brocos procedentes de las colecciones de arte de ABANCA y de la Fundación Pública Gallega Camilo José Cela.

Distribución de la exposición

El itinerario de la exposición, que cupa dos plantas de la Sede Afundación, se articula en base a diferentes secciones temáticas repartidas entre dichas plantas.

Planta segunda

En la segunda planta de la exposición se muestran un total de 48 obras, agrupadas en las siguientes secciones:

Las obras más destacada de esta etapa son:

Obra: Cabeza masculina en escorzo

  • s.d.
  • 38 x 30 cm.
  • Lápiz sepia sobre papel

Cabeza masculina en escorzo

Obra: Atleta

  • 61 x 48 cm.
  • Lápiz compuesto sobre papel

Atleta

Obra: Academia

  • 1891
  • 60 x 36 cm.
  • Lápiz de carbón sobre papel

Academia

Las obras más destacada de esta etapa son:

Obra: Diana o Artemisa y gamo

  • 23 x 18 cm.
  • Lápiz grafito sobre papel

Diana o Artemisa y gamo

Obra: Dios Baco juvenil

  • 54 x 58 cm.
  • Lápiz sobre papel

Dios Baco juvenil

Obra: Antinoo

  • 20 x 13 cm.
  • Lápiz sobre papel

Antinoo

Obra: Academia sobre El esclavo moribundo de Miguel Ángel

  • 50 x 31 cm.
  • Carboncillo sobre papel

Academia sobre El esclavo moribundo de Miguel Ángel

Las obras más destacada de esta etapa son:

Obra: Boceto para monumento funerario a Pío IX

  • 33 x 22,5 cm.
  • Lápiz sobre papel

Boceto para monumento funerario a Pío IX

Obra: Boceto para la escultura del Padre Feijoo

  • 1912
  • 29 x 11 x 10 cm.
  • Barro cocido

Boceto para la escultura del Padre Feijoo

Las obras más destacada de esta etapa son:

Obra: La Virgen de la Luz

  • 1883
  • 56 x 21 x 16 cm.
  • Barro cocido

La Virgen de la Luz

Obra: Santiago

  • 13 x 10 cm.
  • Lápiz y pigmento blanco sobre papel sepia

Santiago

Obra: San José

  • 17 x 6 x 6 cm.
  • Barro cocido

San José

Obra: Guerrero español del siglo XVI

  • 31 x 14 cm.
  • Lápiz sobre papel

Guerrero español del siglo XVI

CAPILLA DE SAN ANDRÉS

Fueron siete las esculturas que realizó Isidoro Brocos para la capilla de San Andrés a petición de Eusebio da Guarda (A Coruña, 1825 - 1897). Este último donó a la ciudad, además de dicha iglesia, que concibió como un mausoleo para él y para su esposa —la cubana Modesta Goicouría—, un instituto de segunda enseñanza, una escuela pública y un mercado.

El arquitecto Faustino Domínguez Coumes-Gay, por entonces director de la Academia Provincial de Bellas Artes, la proyectó sobre las ruinas de la antigua iglesia medieval, propiedad del gremio de mareantes.

Se trata de tallas en madera de tamaño natural, dos de ellas dedicadas a los benefactores de la obra: san Eusebio y santa Modesta. Las restantes son la Virgen del Carmen —por la tradicional advocación marinera del barrio de la Pescadería—, la Virgen de la Luz, santa Rita, san Andrés y san Pedro. En el año 1883 las terminó y entregó, pero el público no llegaría a contemplarlas hasta el año 1890.

Según el especialista en arte gallego José Manuel López Vázquez, una innovación de Isidoro Brocos es la incorporación de nuevos modelos iconográficos hasta entonces inusuales. Por ejemplo, la representación de la Virgen del Carmen, con un niño en brazos, o mostrar a las vírgenes como reinas, como ayas, a santa Rita como una monja o a san Juan Evangelista como un poeta visionario.

Parafraseando al erudito Manuel Chamoso Lamas, Isidoro Brocos ejerce un dominio correcto de la forma, en el purismo del tratamiento plástico que le caracteriza, pero confiere un naturalismo sensual a las obras religiosas, novedoso y acorde a su producción artística.

Planta primera

En la primera planta de la exposición se muestran un total de 46 obras, agrupadas en las siguientes secciones:

Las obras más destacada de esta etapa son:

Obra: Varios personajes y caricaturas

  • 27,7 x 20 cm.
  • Tinta china y lápiz de grafito sobre papel

Varios personajes y caricaturas

Obra: Aquí, aquí (la pulga)

  • 1880
  • 37 x 29,5 x 23 cm.
  • Barro cocido

Aquí, aquí (la pulga)

Obra: Xastre de aldea

  • 1878
  • 34 x 35 x 25 cm.
  • Escayola pintada

Xastre de aldea

Obra: Retrato de joven

  • 22 x 14,5 cm.
  • Lápiz sobre papel

Retrato de joven

Los años coruñeses de Pablo Picasso se enmarcan en su etapa de formación. Un período determinado por el academicismo propio del momento. Como es sabido, se inicia en A Coruña con la matriculación en la Escuela Provincial de Bellas Artes (en el actual Instituto de A Guarda), donde completará tres cursos (1892-1895), y finalizará en Barcelona (1895-1897), en la Escuela de Bellas Artes de Llotja. Nuestro interés y el de esta exposición se centran en su estancia y en su vida en nuestra ciudad.

En el joven Picasso sobresalen sus excepcionales aptitudes para el dibujo, algo que tanto su padre como el escultor y pintor compostelano Isidoro Brocos (1841-1914) ―quien será su profesor en la escuela coruñesa―, saben ver y valorar desde muy pronto. Sin embargo, sería arriesgado querer adelantar o pretender imaginar el genio en el que se convertiría. Quizás solo él mismo podría ser de algún modo consciente de su verdadero potencial como artista.

Nace Picasso en Málaga en 1881 en una familia de la burguesía local. Su padre, don José Ruiz Blasco, es un reconocido pintor y profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Telmo en la ciudad andaluza. Otros miembros de su familia también se movían en los círculos artísticos y culturales. Por tanto, parece claro que su carrera está predestinada al mundo del arte.

La profesión destina a José Ruiz a A Coruña, donde se hace cargo de la cátedra de Dibujo de Figura y Adorno de la Escuela Provincial de Bellas Artes. La ciudad a la que llegan es bien distinta a su Málaga natal. En este sentido, a pesar de ser la mayor ciudad de Galicia —con algo menos de cuarenta mil habitantes—, es una ciudad pequeña y en pleno proceso de modernización. Aquí residirá la familia entre los años 1891 y 1895, etapa que ocupa entre los 9 y los 13 años del joven Picasso.

El citado Isidoro Brocos —que imparte la asignatura de Modelado y Vaciado de Adorno— será, como dijimos, la mayor influencia del malagueño en su estancia en A Coruña. Es un autor con sólida formación que ha viajado a Roma y a París en su juventud. Así, podemos reconocer su influencia en los numerosos retratos que Picasso realiza en este período: Dama con mantilla, El viejo barbudo, La muchacha de los pies descalzos ―que conservará en su colección particular durante toda su vida― o el Retrato de Ramón Pérez Costales, entre otros.

Desde luego, una mención especial merece el citado doctor Costales —amigo de la familia y quien además atenderá a Conchita, la hermana pequeña de Picasso, quien lamentablemente fallecerá de difteria poco antes de que la familia Picasso deje la ciudad con destino a Barcelona—. A Pérez Costales se le puede considerar el primer mecenas del artista, animándole en su incipiente carrera y promoviendo la que será la primera exposición de Picasso, que tendrá lugar en un local de la coruñesa calle Real en febrero de 1895.

Más de doscientos dibujos, apuntes y óleos ―en especial de sus últimos meses en A Coruña― se conservan de esta etapa, lo que demuestra su capacidad y su explosión creativa. Como escribió Pierre Cabanne en El siglo de Picasso, «La producción de Picasso en La Coruña no solo es impresionante por la abundancia y la diversidad de su inspiración, sino también porque ya entonces utiliza las técnicas más variadas: lápiz, pluma, acuarela, tintas, óleos…». Son además los años fundamentales en la vida de una persona, el paso de la infancia a la juventud en la que tantos y permanentes recuerdos se quedan fijados para siempre.

Entre esta producción no podemos dejar de mencionar los periódicos de una sola copia que Picasso niño realiza como medio para comunicarse con la familia en Málaga. Aquí se advierte ya el gusto por la caricatura, que tan presente estará en la carrera posterior del artista. Son los álbumes La Coruña y Azul y Blanco, del que Luís Seoane dijo que hacía referencia a los colores del puerto de A Coruña.

En esta exposición se incluye una pequeña y delicada obra de este período titulada Escena popular gallega (Caricatura de torero y cura, al dorso, 1895), que refleja perfectamente los intereses e inquietudes del joven artista. En este ejemplo, se hace evidente la influencia de su profesor Isidoro Brocos, claro exponente de la pintura y escultura rexionalistas decimonónicas. La escena representa una romería gallega y —como estudio tomado del natural— está llena de la frescura y dinamismo propios de un apunte de rápida ejecución.

Escena popular gallega y Caricatura de torero y cura
Escena popular gallega y Caricatura de torero y cura,
1895, 13,5 x 21 (doble cara), tinta sobre papel

Serán muchos los lugares y los momentos que nos permitan realizar un recorrido picassiano en la ciudad, empezando por su casa en la calle Payo Gómez, 12 (actual número 14), el Instituto de A Guarda, donde cursó la enseñanza secundaria y bellas artes, las playas de Riazor y el Orzán, la Torre de Hércules, a la que denominó «torre de caramelo», el jardín de San Carlos, donde conoció la historia de sir John Moore y de su presunta amante lady Hester, o la propia calle Real, donde se celebró esa mencionada primera exposición. En definitiva, todo un microcosmos que hace de nuestra ciudad un marco de estudio fundamental en el contexto del arte y de la vida de Pablo Picasso.

El paso por A Coruña de Picasso fue breve pero intenso. Se sabe y está documentado que Picasso siempre tendría un recuerdo y un cariño muy especial por la ciudad que lo vio crecer como artista.

- Anexo

En la primera planta también se encuentra el anexo, donde se muestran las obras de Pablo Picasso en las colecciones de arte ABANCA y de la Fundación Pública Gallega Camilo José Cela.

Obra: Escena popular gallega y Caricatura de torero y cura

  • 1895
  • 13,5 x 21 (doble cara)
  • Tinta sobre papel
  • Ver ficha

Escena popular gallega y Caricatura de torero y cura

Obra: Quatre femmes

  • 1901
  • 15 x 23 cm
  • Lápiz azul sobre papel
  • Ver ficha

Quatre femmes

Obra: Paquet de tabac et verre

  • 1922
  • 33 x 41 cm
  • Óleo sobre lienzo
  • Ver ficha

Paquet de tabac et verre 1922

Obra: Profil à la fenêtre

  • 1934
  • 61 x 50 cm
  • Óleo sobre lienzo
  • Ver ficha

Profil à la fenêtre

Obra: Le peintre et son modèle I

  • 1963
  • 73.2 x 116 cm
  • Óleo sobre lienzo
  • Ver ficha

Le peintre et son modèle I

© Sucesión Pablo Picasso. VEGAP, Madrid, 2015.

El 1 de agosto del año 1958, el escritor Camilo José Cela (Iria Flavia, 1916 – Madrid, 2002) visitó la Villa La Californie de Pablo Picasso en Cannes para presentarle el proyecto que tenía en mente. Se trataba de dedicarle al artista un número especial de la revista que él había fundado dos años antes: Papeles de Son Armadans (Palma de Mallorca, 1956 – 1979) y que dirigía.

El 13 de junio de 1960 realizó su segunda visita al artista en Cannes acompañado del traductor y poeta estadounidense Anthony Kerrigan (Indiana, EE.UU., 1918 – 1991). En esta ocasión le llevaron los pliegos de la edición en hilo de la revista para que el pintor la ilustrase.

Además, en el año 1959, Papeles de Son Armadans había publicado unos dibujos al estilo de un niño realizados por Picasso en los años cuarenta para un libro de poemas de Laurence Iché (Saint Étienne, Francia, 1921 – Madrid, 1991).

Según Ángel Padín Panizo (A Coruña, 1930 – 2014) —periodista y profundo conocedor de la historia de esta ciudad, de sus instituciones artísticas y de la etapa coruñesa de Pablo Picasso— era Camilo José Cela una de las personas a quien Picasso hablaba del recuerdo imperecedero que guardaba de un maestro excepcional en A Coruña: Isidoro Brocos.

Aportaciones de la Fundación Pública Gallega Camilo José Cela

Autor - Pablo Picasso (Málaga,  1881 - Mougins, Francia, 1973)

Obra: S/T

  • 1960
  • 59 x 48 cm
  • Ceras sobre papel

Obra: S/T

  • 1952
  • 13 x 12 cm
  • Cerámica torneada

Obra: Mujer de hombre barbudo

  • 1953
  • 37.5 x 20.5 cm
  • Cerámica torneada

Autor - desconocido

Obra: Picasso con un sol de mimbre

  • 1960
  • 44.5 x 38 cm
  • Copia de negativo en B/N e cera azul sobre papel fotográfico

Varios autores

Obra: Dibujos y escritos. Ediciones Papeles de Son Armadans

  • Palma de Mallorca, 1959
  • 39 x 40 x 6 cm
  • Papel e arpillera

Obra: Papeles de Son Armadans, nº XXXVII

  • Palma de Mallorca, abril de 1959
  • 22.5 x 15.7 x 1.5 cm
  • Tinta sobre papel

Obra: Papeles de Son Armadans, nº XLIX

  • Palma de Mallorca, abril de 1960
  • 19.5 x 14 x 0.5 cm
  • Tinta sobre papel

Servicio didáctico

Con el fin de facilitar el acercamiento de los niños al mundo del arte y fomentar su participación se ha establecido un programa didáctico pensado especialmente para ellos.


Programa didáctico para niños

TALLERES DE FIN DE SEMANA

Todos los fines de semana:

  • Sueños de papel. Infantil (de 4 a 7 años): sábados de 12:00 a 13:30 horas.

Crearán un cuento de papel, descubriendo un maestro pintor, un alumno imaginativo y una ciudad mágica.

  • Cuadernos creativos. Juvenil (de 8 a 12 años): sábados de 17:30 a 19:00 horas.

Serán las obras de Brocos y Picasso las que desvelen los secretos de las gentes, el tiempo y los lugares coruñeses que compartieron maestro y alumno.

TALLERES DE SEMANA SANTA

El 31 de marzo y el 1 de abril podrán divertirse con las actividades y sorpresas que tenemos preparadas.

  • Infantil (de 4 a 7 años): de 12:00 a 13:30 horas
  • Juvenil (de 8 a 12 años): de 17:30 a 19:00 horas

Coste por niño: 3,00 €

Reservas en el teléfono 981 185 060 o en el correo electrónico areaeducativacoruna@afundacion.org


Programa didáctico para centros educativos
  • Educación Infantil – 1er ciclo de primaria. Si los dibujos hablasen… Contarían la historia del maestro Isidoro y de su alumno Picasso, descubriendo los secretos de la ciudad herculina.
  • 2º ciclo de primaria – 1er ciclo de ESO. Brocos y Picasso en la máquina del tiempo. El fascinante viaje de dos grandes artistas que acercarán a los chavales al pasado de la ciudad coruñesa.
  • 2º ciclo ESO - bachillerato y ciclos formativos. Picasso y su maestro en A Coruña, Isidoro Brocos

Coste por alumno: 1,00 €

Reservas en el teléfono 981 185 060 o en el correo electrónico areaeducativacoruna@afundacion.org


Créditos exposición

  • Proyecto expositivo y coordinación: Departamento de Colección de arte ABANCA
  • Conservación: Departamento de Restauración Colección de arte ABANCA
  • Revisión de textos y traducción al gallego: Departamento de Publicacións de Afundación y Boquela Tradutores S.L.
  • Traducción al ingles: Mark Guscin Linguistic Sevices
  • Actividades escolares: Servizo Educativo de Afundación
  • Transporte y montaje: JEGA Gráficas S.L.
  • Seguros: Seguros ABANCA
  • App: Cristaliza
  • Página web: Departamento Movilidad, Web y Redes Sociales ABANCA
  • Documentación: Jose Ignacio Abeijón, Miriam Sainz de la Maza, Iria Fernández, Natalia Codesido, Ana Etcheverría, Paula Carneiro y Departamento de Colección de arte ABANCA
  • Reproducciones fotográficas: Arquivo fotográfico colección de arte ABANCA. Fotógrafo: Juan Rodríguez
  • Visor libros: Imaxin/software
  • Vídeo reproducción del libro de Picasso: Xoán Piñón
  • Real Academia Galega de Belas Artes de "Nosa Señora do Rosario"
  • Deputación da Coruña
  • Rubén Ventureira y Elena Pardo
  • Comunidad Hereditaria de Ángel Padín Panizo
  • Alberto Martí
  • Biblioteca de Galicia

Nube de palabras

Nube de palabras EXPOSICIÓN «Picasso e o seu mestre na Coruña, Isidoro Brocos»