Xastre de aldea

El sastre de aldea

  Registro: 65

  Año de creación: 1878

  Dimensiones: 34 x 35 x 25 cm

  Técnica: escayola pintada

  Categoría: Rexionalismo

Comentario:

En la composición se combinan la vertical del niño y las diagonales del sastre, buscando la dispersión de las fuerzas. En esta escena costumbrista, el anciano sastre aparece pensativo ante la prueba del traje del niño, le sostiene el chaleco por la parte delantera, observando la caída de la espalda. Hay un claro contraste entre el gesto concentrado del anciano y la actitud tranquila y paciente del niño, que permanece inmóvil ante el trabajo del sastre.

El tema está inspirado en La sastrería, cuadro del pintor J. Warms, colaborador de La Ilustración Gallega y Asturiana, modelo del que no sólo saca el asunto, sino también la actitud y vestimenta de los personajes. El contraste de las diferentes texturas es de gran calidad, hay un trabajo minucioso en el tratamiento de las carnes, así como en las telas, con sus pliegues y arrugas, haciendo un verdadero estudio sobre el traje regional.

Tras la presentación de este grupo escultórico en el Salón de París de 1879, la poderosa casa francesa Goupil, una de las más importantes en la Europa de la época, le encargó un nuevo ejemplar de su "tailleur de village", tras vender otro a uno de sus clientes.

También en Galicia se interesaron por la obra de Isidoro Brocos, por parte de una incipiente clientela de la naciente burguesía urbana que se complacía, en palabras de Balsa de la Vega "en admirar sus estatuillas y grupos de asuntos rurales".

Este interés comercial hizo que el autor se dedicara a una producción casi industrial de sus obras. El molde en escayola del Xastre de la aldea se conserva en el Museo de Belas Artes da Coruña.