Flor de mediodía

Roberto Matta. Flor de mediodía

Roberto Matta. Flor de mediodía

  Dimensiones: 99.8 x 80.5 cm

  Técnica: Óleo sobre lienzo

Comentario:

Matta está considerado como uno de los grandes pintores surrealistas, sin embargo el no se sintió como uno de ellos, pues pertenecía a otra generación y su trayectoria vital era muy diferente. Se puede decir que él “fue adherido” por Breton al grupo, pues el poeta vio en los dibujos de Matta algo que hace tiempo estaba buscando: la libertad plena.

Matta realizaba por entonces unos dibujos cuyo proceso creativo estaba muy cercano a la escritura automática y Bretón, en 1937, que estaba cansado del virtuosismo pictórico de Dalí, saludó con alegría este tipo de aportaciones, que como la decalcomanía de Óscar Domínguez suponían un soplo de aire nuevo para el grupo. Sin embargo Matta fue más allá, y no se ligó más de lo justo, pues lo suyo era la libertad, tanto en su vida como en la ejecución de sus trabajos. La obra de Matta está siempre viva, evoluciona, crece, sin atarse a nada, al igual que las formas que aparecen en sus cuadros. En Fleur de Midi, la figura central, pese a estar fijada en un lienzo, mediante los recursos artísticos de Matta, está animada, viva y no permanece estática.

El vigoroso y al mismo tiempo volátil dibujo, las luces, los colores, hacen que esta figura explote y continúe evolucionando, fluyendo sin fin delante de nuestros ojos. La figura vive en continua metamorfosis no banal, pues en Matta nada lo es. La figura tiene un compromiso consigo misma de sobrevivir y luchar en medio de unos campos de energía que explotan, la iluminan y la ponen en marcha.