La virgen del cristal

La virgen del cristal

  Dimensiones: 50x50,5

  Técnica: Óleo s/ tabla

Comentario:

    La Virgen del Cristal, del año 1946, es una de las obras que mejor refleja la pasión de Lugrís por el vidrio. El cristal es una fuente de efectos plásticos, brillos, irisaciones y transparencias que resultaban muy interesantes al pintor. En este ejemplo, la burbuja de cristal es interpretada como un objeto mágico que alberga el milagro de la divinidad. Alejándose de las representaciones religiosas tradicionales, Lugrís crea una imagen cercana, campesina y, ante todo gallega de la Virgen con el Niño. La aparición mariana se sitúa en mitad de un paisaje tan  exuberante como fantástico, con claros ecos a la pintura de Rousseau. La magia de la representación viene resaltado, no sólo por los insólito de la revelación sino por carácter simbólico del paisaje, imposible de identificar con un territorio conocido, por respondier a los mundo interiores del propio artista.