Le raisin noir

Juan Gris. Le raisin noir

  Registro: 1632

  Año de creación: 1923

  Dimensiones: 28 x 46 cm

  Técnica: óleo sobre lienzo

  Categoría: cubismo

Comentario:

Las diversas fases del cubismo y las distintas direcciones que había tomado el movimiento evolucionaron hacia el cubismo sintético, del que Juan Gris se convirtió en su más destacado representante. El estilo cubista proclamaba una pintura plana, bidimensional, ajena a la tradición de la perspectiva y el claroscuro. Se alejaba de la representación de la naturaleza, centrándose en una gama temática muy limitada, como ocurre con este ejemplo de naturaleza muerta. Estas composiciones se creaban a partir de objetos cotidianos que, agrupados sobre una mesa, acaparaban el primer plano con una ausencia total de profundidad. La teoría del cubismo se fue formando a través de las reuniones que tenían lugar en París en el edificio conocido como "Bateau-Lavoir", donde vivían Picasso, el escritor Max Jacob y Juan Gris, y a las que asistían también Matisse, Diego Rivera, Cocteau y Apollinaire, quien publicaría Les peintres cubistes en 1913. También tuvo especial importancia la figura del marchante Daniel-Henry Kahnweiler, cuya galería se convirtió en el centro difusor de este movimiento, a quien perteneció originariamente este cuadro. En la obra se observa ya un cubismo dulcificado, como un recuerdo romántico de dicho estilo. Aparece un retorno al orden donde la figuración vuelve a recobrar protagonismo frente a la geometría. Este bodegón postcubista, heredero de la tradición y de Zurbarán, muestra esa vuelta al clasicismo donde las formas van abandonando la planitud gracias a los volúmenes y el claroscuro, dotando a la obra de un mayor naturalismo y serenidad. El color alcanza una mayor fuerza expresiva frente a las frías tonalidades que aparecen en anteriores obras. Se recupera la profundidad mientras el conjunto de elementos, cada vez más reducido, se presenta sin ensamblarse sobre una mesa, ocupando su propio espacio y respondiendo a un ritmo estructural. Juan Gris es uno de los artistas más destacados internacionalmente, disfrutando de este reconocimiento ya en vida, a través de los más prestigiosos marchantes del momento como de los coleccionistas y los artistas coetáneos. Pero este reconocimiento a su trayectoria artística también se ha prolongado en la actualidad, siendo consideradas sus obras como piezas clave dentro del desarrollo del cubismo convirtiéndole en uno de los principales artífices de dicho movimiento junto a Picasso y Braque.