Maternidade

Maternidade

  Dimensiones: 94x80

  Técnica: Óleo sobre lienzo

Comentario:

    En esta obra aparecen representados una mujer y su hijo, al que da de mamar mientras ella clava la mirada en el espectador, con los ojos expresivos propios de las figuras de Díaz Pardo. La paleta de colores reducidos sigue basándose en tonos cálidos, destacando el rojo del paño que cubre la cabeza de la mujer. La luminosidad es muy importante en esta pintura, incidiendo directamente sobre la piel de madre e hijo, y en el vestido blanco de la mujer. El fondo, oscuro y neutro, ayuda a resaltar la figura que llena el primer plano. Otero Pedrayo, con el seudónimo de "Santiago Amaral", escribe en 1946 este texto a propósito del cuadro Maternidade: "(...) se abre al mundo sintetizador de los amores del artista. La perfección del fruto -todo el cuadro se redondea y concentra como un fruto de riquísima pulpa carnal y espiritual- contiene la realidad de la raza de nuestra tierra, su belleza fuerte y candorosa, su instinto sublime de continuidad de la madre al hijo con una aceptación sin definiciones ni preciosismo, de una grave y hermosa fatalidad". La iconografía de la figura recuerda a las maternidades del Renacimiento italiano, especialmente las realizadas por Rafael, sin embargo, sus volúmenes rotundos y escultóricos están tomados de las figuras femeninas de Miguel Ángel.