Muller de Camiño

Muller de Camiño

  Año de creación: 1934

  Dimensiones: 50x46

  Técnica: Óleo sobre lienzo

Comentario:

    Muller de camiño (1934), fue expuesta por primera vez en el Salón del Faro de Vigo de 1938, muestra que fue clausurada por la autoridad, al terminar la inauguración. En 1966, el propio Maside la seleccionó para fomar parte de la exposición Homenaje a Carlos Maside, donde se expuso con el título actual, propuesto por Rafael Dieste. Se trata de un retrato de busto, en tres cuartos, donde presenta la imagen de una mujer. Se trata del retrato dignificado de una mujer gallega, representada como una figura rotunda, bien encajada, con peso y presencia, que llena la superficie, como protagonista absoluta. Este tipo de retrato, responde a la intención de Maside de exalzar la cultura gallega, sus gentes y sus costumbres. En los años 30, el anhelo del pintor, era realizar grandes murales en edificios públicos, donde presentar las distintas facetas del pueblo gallego, y se cree que muchas de las obras de esta época pueden ser bocetos, o lienzos preparatorios para estos murales1. Asimismo, Carlos Maside, era uno de los artistas que, junto a Arturo Souto y Manuel Colmeiro formaban parte de la vanguardia gallega, propugnando una renovación de la pintura, que pusiese a Galicia al día de las nuevas tendencias artísticas. En este ejemplo, el artista recurre a la pintura de Cézanne, que se trasluce en un progresivo abandono del dibujo en favor del color, verdadero protagonista de la obra, el énfasis puesto en la pincelada, que crea las distintas calidades, las sombras luminosas y una incipiente geometrización de las formas. Predominan los tonos cálidos (vermellones, ocres y naranjas), que se concentran en la figura femenina, contrastando con los morados y azules, destinados al fondo y al pañuelo que cubre la cabeza de la mujer. Los recursos post-impresionistas, se aplican, sin embargo, a una imagen de corte realista, pues el pintor se concentra en retratar el rostro de la mujer, concentrándose en la intensidad de la mirada, que nos remite a la vida interior de la retratada, así como los rasgos que la caracterizan como una mujer del campo. Esta combinación de modernidad técnica y tradicionalismo temático -entroncado con el regionalismo y el realismo-, será la principal característica de la obra de Maside, una de las principales propuestas para impulsar la modernidad de las artes en una región que, además de ser periférica, tuvo que luchar contra la restricción de libertades, derivadas del régimen franquista, y el consecuente retraso artístico.


Cfr. RODRÍGUEZ LOSADA, M.E., en  Historia e Arte na casa grande do pozo (catálogo), Fundación Caixa Galicia, A Coruña, 2002.