Amanecer en Betanzos

Óleo resultante del Boceto urbano, se trata de una vista de Betanzos presidida por las torres de la iglesia de Santiago, en lo alto. En primer término, representa una calle con cierto bullicio de personas, para luego dar paso a las casas que se hacinan en la pronunciada ladera del casco histórico de la ciudad. Los efectos lumínicos provocados por el sol destacan la zona alta, que contrasta con el caserío en sombra.

  • Francisco Lloréns
  • 1918
  • Pintura
  • Óleo sobre lienzo
  • 389
  • 100 x 81 cm
  • Colección de Arte ABANCA

Óleo resultante del Boceto urbano, se trata de una vista de Betanzos presidida por las torres de la iglesia de Santiago, en lo alto. En primer término, representa una calle con cierto bullicio de personas, para luego dar paso a las casas que se hacinan en la pronunciada ladera del casco histórico de la ciudad. Los efectos lumínicos provocados por el sol destacan la zona alta, que contrasta con el caserío en sombra. Trabaja con sombras coloreadas, según el luminismo sorrollesco, inspirado en las obras de los impresionistas. En el lienzo, hay una búsqueda de profundidad creada por las líneas de fuga de la calle del primer término, que conducen nuestra mirada hacia el caserío y de aquí al foco de luz concentrado en lo alto. La pintura, acuosa y matérica, refleja la atmósfera húmeda propia de Galicia. La Fundación Barrié (A Coruña) conserva en su colección un óleo del mismo año, titulado Entre luces (Betanzos), donde retrata, desde otra perspectiva, la vista desde el río del casco histórico de Betanzos.