Eros

Tras su vuelta a Madrid, el trabajo de Darío Basso se dirige hacia una relectura de sus etapas anteriores. En estas obras lleva a cabo una drástica utilización de la materia como luz, que es arrastrada por la superficie del cuadro desde un único punto central.

  • Darío Álvarez Basso
  • 1996
  • Pintura
  • Técnica mixta sobre lienzo
  • 32
  • 160 x 371,5 x 2,5 cm
  • Colección de Arte ABANCA

Tras su vuelta a Madrid, el trabajo de Darío Basso se dirige hacia una relectura de sus etapas anteriores. En estas obras lleva a cabo una drástica utilización de la materia como luz, que es arrastrada por la superficie del cuadro desde un único punto central. Este sirve como elemento organizador de la composición de la obra, siendo lo primero que capta la atención del espectador, que posteriormente se va abriendo hacia los arcos que completan la totalidad del cuadro.