Escultórico suceso

  • Manuel Ruibal
  • 1996
  • Pintura
  • Técnica mixta sobre lienzo
  • 579
  • 195 x 130 cm
  • Colección de Arte ABANCA

Escultórico Suceso es uno de los mejores ejemplos de cómo Ruibal concibe sus obras, caracterizadas por la bicromía. Mediante el juego de colores, resalta sobre fondos, preferentemente monócromos, las figuras o líneas abstractas, que son las protagonistas. En esta obra, crea la imagen de una escultura de color negro, a la que dota de volumen mediante una serie de líneas esquemáticas en rojo, color escogido para el fondo. A partir de 1990, Ruibal maneja una técnica muy personal en sus pinturas, que consiste en que la preparación de las telas con una capa de pintura y arena que dotan a la superficie de un aspecto grumoso. La vida característica de sus obras dedicadas a la naturaleza, ahora es sustituida por el silencio propio de los seres inertes.