Gran mecate con forma cruzada

En la década de noventa Nóvoa crea unas composiciones más equilibradas y expresivas, de gran poesía. Los fondos blancos recogen y expanden la luz por la superficie, acompañados por las texturas de las que dota a las obras. Las formas empleadas parecen reminiscencias de signos prehistoricos, que llenan de misterio la posible significación del cuadro.

  • Leopoldo Nóvoa
  • 1991
  • Pintura
  • Técnica mixta sobre lienzo
  • 464
  • 114 x 162 cm
  • Colección de Arte ABANCA

De un fondo blanco sobre el que se aplican diversas cualidades matéricas, surge una forma blanca que corta perpendicularmente a otra de color negro. A pesar de tratarse de dos formas irregulares, el artista procura una composición equilibrada. El punto de encuentro entre las dos formas destaca por la aplicación de texturas arenosas. En la década de noventa Nóvoa crea unas composiciones más equilibradas y expresivas, de gran poesía. Los fondos blancos recogen y expanden la luz por la superficie, acompañados por las texturas de las que dota a las obras. Las formas empleadas parecen reminiscencias de signos prehistoricos, que llenan de misterio la posible significación del cuadro.