Les soirées somptueses sont tueses

La composición de este cuadro ilustra el epígrafe del título, ya que incluye a seis personajes estáticos engalanados de forma pomposa, colocados a modo de friso en lo que parece ser un escenario teatral que evoca un interior palaciego.

  • Eugenio Fernández Granell
  • 1984
  • Pintura
  • Óleo sobre lienzo
  • 235
  • 61,5 x 109 cm
  • Colección de Arte ABANCA

Como señaló Garrido Moreno, se trata de una pintura cargada de humor e ironía donde contrapone los largos y aburridos ceremoniales cortesanos europeos con otras más lúdicas y primitivas que los surrealistas adoptaron como modelo y como herramienta para su arte. La composición de este cuadro ilustra el epígrafe del título, ya que incluye a seis personajes estáticos engalanados de forma pomposa, colocados a modo de friso en lo que parece ser un escenario teatral que evoca un interior palaciego.

Formalmente se trata de una composición colorista donde el autor explota al máximo el componente cromático predominando los tonos cálidos de gran intensidad. La importancia del color y la presencia de la escenografía nos remiten a las obras de los años ochenta.