Noche en el taller

Los cuadros de María Victoria de la Fuente se componen de materia y luz, envueltos en variaciones cromáticas muy elaboradas. Noche en el taller, también denominado La ventana, forma parte de una serie de obras que realiza la pintora desde finales de los 80, en las que capta un rincón de su estudio “en la noche”. En estas obras la soledad y la noche se unen a la cotidianidad, el silencio y los bodegones de sus obras previas se convierten en sus materiales de trabajo.

  • María Victoria de la Fuente
  • 1991
  • Pintura
  • Óleo sobre lienzo
  • 195
  • 100 x 100 cm
  • Colección de Arte ABANCA

Los cuadros de María Victoria de la Fuente se componen de materia y luz, envueltos en variaciones cromáticas muy elaboradas. Noche en el taller, también denominado La ventana, forma parte de una serie de obras que realiza la pintora desde finales de los 80, en las que capta un rincón de su estudio "en la noche". En estas obras la soledad y la noche se unen a la cotidianidad, el silencio y los bodegones de sus obras previas se convierten en sus materiales de trabajo. A pesar de la nocturnidad de la obra, los tonos azules dominan la composición y la luz, tan característica de la pintora, no deja de ser protagonista, en nocturnos que recuerdan a la "noche americana" cinematográfica. La inclusión de la ventana en la composición propone la presencia de un cuadro dentro del cuadro, recurso muy utilizado desde el Renacimiento. Su mirada distante dona el protagonismo al cielo nocturno, artífice de la luz que inunda todo el cuadro.