Posto de feira

  • Luís Seoane
  • 1951
  • Pintura
  • Óleo sobre lienzo
  • 591
  • 60 x 73 cm
  • Colección de Arte ABANCA

En esta obra se refleja la gran influencia que Matisse tuvo sobre Seoane a la hora de impulsar hacia la modernidad la pintura que se estaba haciendo en Galicia. El empleo del color y la geometrización de formas y volúmenes, evidencian esta referencia, que inspira en el gallego un afán por poetizar la línea y el color, sin que el cuadro pierda su significación. La estancia del artista en París fue clave para su búsqueda de un lenguaje propio, dado que la pintura de las primeras vanguardias suponía la modernidad que él y sus congéneres querían para sus obras. En este cuadro, la perspectiva, la escala y el color, han conquistado una cierta autonomía, pero el resultado todavía rezuma una ingenuidad que desaparecerá en su obras de plenitud.

Existe un intento de dejar atrás las imágenes costumbristas y renovar el arte de Galicia, llevando a cabo la exploración de nuevas vías de expresión, que puedan aportar un aire de modernidad a la plástica gallega, todo ello sin perder la esencia en la que reside la particularidad de esta tierra. Es por ello que tanto Seoane como sus contemporáneos, nunca llegan a desembarazarse del todo de temas vinculados al regionalismo y a la idiosincrasia gallega, y Posto de feira es buen ejemplo de ello.