Volando dúplex

Volando dúplex refleja la tensión que Gordillo establece entre el impulso —propio de su etapa informalista— y la meditación o el retardo a la inspiración. Todo ello genera lo que él mismo definió como la imposibilidad de una estilística estable.

  • Luis Gordillo 
  • 1972
  • Pintura
  • Acrílico sobre lienzo
  • 1631
  • 181,6 x 119 cm
  • Colección de Arte ABANCA

Volando dúplex refleja la tensión que Gordillo establece entre el impulso —propio de su etapa informalista— y la meditación o el retardo a la inspiración. Todo ello genera lo que él mismo definió como la imposibilidad de una estilística estable. No obstante, la obra responde a un modus operandi que parte de un dibujo espontáneo que Gordillo reelabora –de forma casi obsesiva–, hasta pasarlo al cuadro, donde aplica un fuerte e intenso cromatismo. El término dúplex alude a la duplicidad de una imagen en un mismo cuadro, pero alterando los colores para provocar tensión, oposición, paradoja y humor, que son las claves que definen la obra de este artista, reconocida, entre otros, por el Premio Nacional de Artes Plásticas (1982) y el más reciente Premio Velázquez de Artes Plásticas, en el año 2007.