Xosé Fernández Freixanes

Vigo, 1953

Estudió Bellas Artes en Bilbao y posteriormente en Madrid, donde estableció su residencia. Pese a no vivir en Galicia, pasó a formar parte –seguramente a raíz de la amistad que lo unía a Antón Patiño– de Atlántica,  el colectivo que nació en los años ochenta con la intención de recuperar la poética y la influencia del movimiento renovador en aquella Galicia “ingenuamente expresionista y fabuladora de colores y de formas de la naturaleza”, según Antón Castro.

Freixanes ha alternado Madrid, Vigo y Nueva York. Con 42 años solicitó plaza en las Facultades de Granada, Madrid y Pontevedra. Se la concedieron en las dos primeras y optó por irse a Granada. Formó parte de la comisión plástica del Consello da Cultura Galega que promovió, entre otros asuntos, la creación del Centro Galego de Arte Contemporánea.

Su discurrir artístico se fundamenta en la investigación técnica, y entiende la sucesión de etapas como una ruptura con la anterior. Su producción arranca en los años ochenta con la creación de unas obras expresionistas centradas fundamentalmente en el dibujo y en la composición. En esta etapa realiza una pintura matérica con referencias a la naturaleza y una figuración colorista. En el año 1986 la figura pierde importancia y el protagonismo es de la materia más orgánica. En sus últimas obras ejerce un proceso de estilización que él denomina “nomadismo evasivo”. Se trata de un proceso de depuración formal donde el viaje y su recuerdo acaparan el lienzo. Incorpora materiales perecederos, propiciando la idea de lo efímero como filosofía artística.

Ha realizado una exposición cada cuatro años en Madrid, de manera que los importantes saltos cualitativos dentro de su carrera artística se hacen mucho más patentes. Hoy en día, Freixanes es un creador reconocido a nivel internacional.
Desde abril de 1994 a agosto de 1996 ilustró semanalmente en La Voz de Galicia una serie que llamó “Dende as varandas”. En el 96 continuó sus trabajos gráficos en la serie “Teatro do  Mundo” de El Correo Galego. Como escritor realizó la novela Compresa de Catsup, publicada en Luzes de Galiza.

Su obra forma parte de fondos intitucionales y colecciones privadas, como la Colección Grupo 16 (Madrid), MNCARS (Madrid), Museo de Bellas Artes (Vitoria), Legado Juana Mordó (Madrid), Xunta de Galicia, Colección Unión Fenosa (A Coruña), Chase Manhattan Bank (Nueva York), Colección Banco de España (Madrid), Colección Argentaria (Madrid), Colección de arte Afundación (Vigo), Unión de la Banca Suiza (Madrid), Colección de la UNED (Madrid), CGAC (Santiago de Compostela).