San Barandán

La temática de la obra de Lugrís está inspirada en la literatura del siglo xix, en leyendas gallegas y en el mundo medieval, como en este ejemplo.

  • Urbano Lugrís
  • 1946
  • Pintura
  • Óleo sobre tabla
  • 409
  • 22 x 22 cm
  • Colección de Arte ABANCA

La temática de la obra de Lugrís está inspirada en la literatura del siglo xix, en leyendas gallegas y en el mundo medieval, como en este ejemplo. Según la leyenda, San Brandán era un santo irlandés que supuestamente visitó una isla fantástica de Galicia, situada al noroeste de las Azores, en el siglo vi. El artista se hace eco de esta leyenda para recrear una isla voladora, suspendida en el aire, en la que se encuentra una pequeña ciudad. La identificación de este paisaje con la tierra gallega la pretende mediante la inclusión de elementos propios de su cultura, como el dolmen que culmina el promontorio, que además le permite crear una imagen idealizada de Galicia, como una nueva Bretaña. Destaca la contrastada visión de dos mundos: el real, situado en un plano inferior y caracterizado por la luminosidad del día, y el mundo fantástico, flotando en un plano superior y envuelto en la nocturnidad de las sombras. Realidad y fantasía se separan y se contraponen como el día y la noche, como la vigilia y el sueño.