Volver a todas las noticias

Conservación preventiva. Desenmarcamos la serie “El Camino de Santiago” de Segundo Hevia

Dentro de cualquier colección de arte, es habitual que se detecten elementos que podrían dañar las obras. La conservación preventiva se basa en localizar donde estarían estos puntos críticos para así poder intervenir cuanto antes. Al atajar el problema antes de que llegue a serlo, se conseguirá minimizar el riesgo de que la pieza se deteriore o que en el futuro haya que hacer una intervención de mayor calado.

En muchas ocasiones la pieza no se va a deteriorar al momento o en un plazo de tiempo corto, pero si la presencia de estos elementos se alarga en el tiempo, poco a poco ésta se irá viendo afectada. En este caso, una revisión rutinaria de las obras de la serie “El Camino de Santiago” del artista Segundo Hevia (Pontevedra, 1919- Santiago de Compostela, 2018) sacó a relucir un enmarcado poco adecuado que debía ser sustituido.

El enmarcado de obras de arte debe cumplir con una serie de criterios básicos que aseguren que la pieza no se va a deteriorar. En el caso concreto de estas acuarelas, se podía observar que estaban colocadas directamente sobre unas traseras de contrachapado, sin ningún elemento que las separara y aislara de ésta. Así pues, también estaban sujetas empleando diversos tipos de celo o cintas no específicas al passepartout. Este sistema puede producir a la larga deterioros considerables.

Por ello, desde el Departamento de conservación y restauración se decide eliminar estas molduras y sus traseras, para sustituirlas por otras más ligeras y adecuadas. El nuevo sistema de enmarcado empleará materiales de pH neutro e inocuos para las piezas favoreciendo su conservación y frenando el deterioro de las mismas.

Este fondo de la Colección ABANCA constituye una magnifica representación de la obra del artista y su compromiso con la difusión de un recurso cultural tan importante como es el Camino de Santiago. A través de la serie de ochenta acuarelas, podemos recorrer infinidad de villas y ciudades que atraviesan dos de los principales ramales del camino: el Portugués y el Francés. Cada una de las acuarelas nos muestra algún lugar emblemático de estos lugares, centrándose especialmente en su arquitectura.